ENTRADAS
lunes, 17 de junio de 2019

Principales razones para adquirir un nuevo ERP

Principales razones para adquirir un nuevo ERP

Desde hace unos años, muchas empresas se llegan a plantear adquirir un nuevo ERP porque piensan que van a mejorar los procesos que llevan a cabo diariamente. Pero, realmente, esa no es la única razón por la que nos deberíamos plantear un ERP para empresas, hay muchas más, como es el caso de evitar la obsolescencia del software y del hardware, como la reducción de los errores provocados por la documentación manual de la información.

Principales razones para implementar un ERP para empresas

Un ERP es un sistema que se encarga de la planificación de todos los recursos de los que dispone una empresa y que, además, está centrado en la gestión de la producción, en la contabilidad, la logística, la facturación y la distribución. Resumiendo, nos ayuda a mejorar el control sobre todos y cada uno de los procedimientos y procesos de tu empresa.

Es cierto que la implantación de este tipo de sistemas no es sencilla, principalmente porque afecta a un gran número de departamentos y áreas distintas. Sin embargo, los beneficios que nos aportarán acabarán llegando después de superar la fase inicial de adaptación y la planificación empresarial con ERP nos resultará mucho más sencilla.

Agiliza la toma de decisiones

Con un sistema de este tipo, podremos unificar y centralizar todos los datos que el trabajo diario nos aporta desde todos y cada uno de los departamentos. Además, esta información es accesible en tiempo real por cualquier miembro de la empresa al que le queramos dar acceso, lo que ayudará en la toma de decisiones porque podremos valorar al segundo todas las opciones posibles.

También es una buena ayuda para realizar planificaciones sobre el crecimiento futuro y sobre qué camino queremos seguir.

Flexibilidad

Los ERP para empresas funciona a través de distintos módulos. Esto significa que no tenemos por qué instalar todo el paquete, incluyendo opciones que no nos interesan. Podemos elegir con qué departamentos queremos empezar, quizás para minimizar la inversión inicial, y poco a poco ir ampliando el número de módulos a medida que los vayamos necesitando o vayamos queriendo realizar una mayor inversión.

Evita duplicidades

Como la información se actualiza en tiempo real, cada departamento puede conocer las tareas que los demás están realizando. Esto supone que se eliminan la duplicidad en las tareas por una falta de comunicación, lo que supone un ahorro en el tiempo de los trabajadores y en el esfuerzo poco productivo que realizan.

Mayor control y trazabilidad

Permite realizar un exhaustivo seguimiento de un producto de principio a fin. Es decir, puedes conocer en todo momento en qué fase de la producción está un producto hasta que es vendido al cliente.

Esto es una gran ayuda para conseguir reducir posibles problemas o fases del proceso que sean innecesarios y mejorar otros para reducir los tiempos y los costes.

Estas son solo algunas de las ventajas que podremos disfrutar si nos decidimos por adquirir un nuevo ERP y lo implantamos en nuestra empresa. Y es que toda ayuda es poca para conseguir la máxima eficiencia y productividad como el menor esfuerzo.


Etiquetas: ,
Facebook Sharer
Pinterest Sharer