x
Centro de preferencia de la privacidad
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más Información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias

ENTRADAS
miércoles, 13 de noviembre de 2019

Design Thinking aplicado al diseño de apps y web

Design Thinking aplicado al diseño de apps y web

El design thinking hace posible que las acciones que se realizan vinculadas a campos tales como el diseño de apps o el diseño web se centren en las necesidades e intereses de los clientes. Esto nos permite obtener productos que cuenten con su aprobación, les proporcionen una agradable experiencia de usuario y les brinden una solución eficiente a sus principales problemas.

¿Qué es el design thinking?

Algunos expertos definen este concepto como una metodología de desarrollo; sin embargo, otros defienden la idea de que se trata de una filosofía aplicable a una forma de trabajar que, en todo momento, ubica a nuestro cliente potencial o buyer en el centro de las estrategias que guían la creación de productos.

En este sentido, supone la aplicación de una serie de procedimientos que buscan el desarrollo de soluciones innovadoras para nuestros interlocutores comerciales. Por lo tanto, los criterios y los puntos de vista de los consumidores juegan un rol fundamental para el desarrollo de un nuevo producto.

Diseño web: objetivos principales del design thinking

Se puede decir que la finalidad de este método es desarrollar soluciones creativas y novedosas que contribuyan a aumentar la satisfacción de los clientes y hagan agradable su experiencia con nuestra marca.

Por otro lado, es capaz de conectar con un alto porcentaje de clientes potenciales de un negocio de forma casi instantánea. Lograr enamorarlos y fidelizarlos también forma parte de las máximas de este sistema de pensamiento creativo.

Diseño UX

Este tipo de diseño, también denominado experiencia de usuario, se enfoca solamente en complacer al consumidor final. Su meta es crear productos fáciles de manipular, intuitivos y que generen un alto grado de interacción.

Por su parte, el design thinking se puede interpretar como un instrumento que hace posible que se complementen los objetivos del diseño UX. Sin embargo, el alcance de esta filosofía también es aplicable a los departamentos de productos y de marketing de nuestra empresa.

Fases dinámicas del design thinking

Para alcanzar resultados satisfactorios con la aplicación de este sistema, debemos tener en cuenta sus cinco etapas, las cuales son:

  • Empatizar: Trata de determinar las necesidades, problemas, gustos, preferencias y aspiraciones de un determinado grupo de usuarios. Por lo tanto, hemos de desarrollar un conjunto de métodos científicos de investigación que permitan conocer a la audiencia.
  • Definir: Tras el análisis de la información recopilada en la fase anterior, determinamos las posibles soluciones a las problemáticas de los clientes.
  • Idear: En esta fase generamos, en equipo, un conjunto de ideas que son analizadas y confrontadas hasta dar con la solución que mejor se ajuste a los consumidores.
  • Prototipar: Realizamos un modelo funcional, de bajo coste, que usaremos para medir el impacto que generará el nuevo producto.
  • Probar: Los clientes finales interactúan con el prototipo creado. De este modo, podemos corregir deficiencias o, si es necesario, reiniciar el proceso.

En conclusión, el design thinking aplicado al diseño de aplicaciones y de páginas web nos permite obtener productos personalizados y completamente centrados en los clientes de nuestra organización.


Facebook Sharer
Pinterest Sharer