ENTRADAS
martes, 28 de enero de 2020

¿Qué es la arquitectura web? Pautas para decidir la estructura de una web

Arquitectura web mejora la experiencia del usuario

La arquitectura web es un concepto que, desgraciadamente, no siempre se conoce con exactitud. Consiste, principalmente, en crear una jerarquía interna por orden de importancia de los contenidos que se ofrecen. El objetivo es lograr que los que entren a visitarla, y los buscadores, puedan encontrar la información que buscan en el menor tiempo posible.

La importancia de este factor es decisiva para, posteriormente, ir completando el orden con otros detalles como el diseño web, que es lo que termina viendo el cliente potencial o la persona interesada. Al igual que ocurre con cualquier edificio, sin arquitectura interna es imposible ofrecer una página sólida y fiable.

¿Cómo debe ser la estructura de una web?

Se compone de diversas partes. Todas son esenciales para lograr los objetivos propuestos y, sobre todo, para conseguir tráfico y conversiones

Contenedor

Son los cimientos de la página web y donde se van a colocar los contenidos, las imágenes y el resto de la información. Ocupa la parte central, debe ser responsive (adaptable a todo tipo de dispositivos) y cargar en el menor tiempo posible.

Cabecera

Ocupa la parte superior y suele ser fija. Es el lugar perfecto para incluir el logotipo, el menú, las opciones y el contacto entre otras alternativas. Debe ser fija, aunque el usuario se desplace hacia abajo para que siempre tenga la oportunidad de hacer clic en otro apartado que quiera consultar.

Cuerpo

Es la parte más imprescindible, ya que es donde se cuelgan los contenidos que sirven de puerta de entrada a los nuevos clientes o usuarios. Además, es esencial mejorarlo de manera continua para que los buscadores encuentren la página y cada contenido publicado.

Pie de página

Se denomina footer y en la actualidad se ha convertido en un espacio idóneo para incluir una descripción de la marca. Debe incluir los textos legales, enlaces a los perfiles de las redes sociales e internos para Google y la información complementaria para que el usuario conozca mejor la propuesta.

Tipos de estructura

El tipo elegido siempre ha de ir en consonancia con el tipo de usuario potencial que haya marcado la segmentación previa. Es posible escoger entre las siguientes opciones. Al realizar una web a medida siempre podremos elegir que tipo de estructura queremos.

Estructura con jerarquía

Su desarrollo es arbóreo partiendo siempre de la landing page. Es muy recomendable porque siempre hay un menú al que acudir para seleccionar la sección que se quiere consultar. La navegación es siempre mucho más clara y facilita la conversión.

Estructuras sin jerarquía

La lineal permite que el usuario vaya pasando de una sección a otra como si leyese una revista. La modalidad lineal con una jerarquía ordena las secciones por su relevancia, pero permite la lectura del contenido de la forma arriba indicada.

La estructura en red parece ir conectando una sección con otra, pero de manera aleatoria, lo que provoca cierto caos que no resulta nada recomendable. Además, incide directamente en el tiempo de permanencia en la página, acortándolo y provocando una reacción adversa.

¿Cómo escoger la mejor estructura web?

Dependerá de si se desea crear una web para una empresa o enfocada al usuario al que se le vende un servicio o producto. Igualmente, es esencial establecer una serie de objetivos (tráfico, conversiones, repercusión, etcétera) para que la estructura sea la que mejor encaje con estas pretensiones.

Así, la arquitectura web es el elemento fundamental para ir completando una página con su estructura y, finalmente, con el diseño correspondiente. Contar con el apoyo de especialistas en este sector es básico para evitar el uso de plantillas preestablecidas, como las de Wordpress que, si bien son eficaces, no reflejan con exactitud los intereses concretos de la persona o negocio que quiere mejorar su página web.


Facebook Sharer
Pinterest Sharer