ENTRADAS
viernes, 13 de marzo de 2020

Todo lo que hay que saber sobre el protocolo HTTPS. ¿Qué es y por qué tenerlo en cuenta?

Todo lo que necesitas saber del protocolo https

El uso del protocolo HTTPS se ha convertido en esencial para el desarrollo web, aunque no siempre se conocen sus características. A continuación, definimos y exponemos, entre otros factores, cuáles son sus diferencias con el protocolo HTTP.

¿En qué consiste el protocolo HTTPS?

En una modalidad del protocolo HTTP que indica al navegador que ponga en marcha el cifrado SSL/TLS para que las comunicaciones que se establezcan entre el usuario y la página web que visita sean cifradas. Su uso en el desarrollo web es esencial para proteger los datos de los clientes y personas que visitamos un sitio web.

¿Cuáles son las diferencias con el protocolo HTTP usado para el diseño web?

El HTTP (HyperText Transfer Protocol) es el protocolo que se generalizó desde la creación de Internet a finales de los 80. Consiste en ofrecer una respuesta directa a cada consulta que se convierte, gracias al diseño web en HTML y al protocolo HTTP, en una página en la que se pueden visitar sus distintas secciones, así como llevar a cabo todo tipo de interacciones.

Fue en 1992 cuando Netscape, un desaparecido navegador de Internet, decidió añadirle más seguridad al protocolo arriba comentado. En un principio, se usaba el cifrado SSL, pero poco después se implementó con el TLS, logrando excelentes resultados.

Tanto es así, que un alto porcentaje de empresas que comenzaban a vender en Internet adoptaron este protocolo como propio. Su implantación ha sido gradual, si bien la aprobación de la ley de protección de datos ha servido de acicate a los gestores de los sitios web para implantar el HTTPS, evitando así posibles sanciones y problemas legales. Además, al uso del cifrado se le ha añadido el de un certificado digital que confirma que el sitio que se está visitando es real y no representa ningún tipo de amenaza a la seguridad de las personas que visitamos un sitio.

¿Qué debe tenerse en cuenta para su aplicación?

Principalmente, que no es ya una opción, sino una obligación. De hecho, su aplicación es más que recomendable gracias a los siguientes factores:

  • La protección de datos es absoluta: nos evita el robo de la información almacenada y nos garantiza la seguridad de los usuarios.
  • Google premia a los sitios web que disponen de este protocolo otorgándole un mejor posicionamiento.
  • Cumple con la ley de protección de datos que exige en su texto su uso en todos aquellos sitios en los que cualquier usuario tenga que incluir sus datos para adquirir algún producto o servicio.
  • Es importante comprobar el alcance de su eficacia ya que no siempre funciona correctamente en navegadores algo más antiguos, no funciona en servidores virtuales, provoca la ralentización de la velocidad de carga y no es demasiado eficaz para proteger contenidos estáticos.
  • Hay certificados gratuitos y de pago que garantizan la encriptación correcta de los datos.
  • Usarlo ofrece garantías a cualquier cliente potencial. Su utilización en sitios web de negocios es imprescindible.

El protocolo HTTPS es, por lo tanto, el mejor complemento para un sitio web con el que queramos proteger mejor los datos de nuestra clientela frente a los ciberdelincuentes.


Facebook Sharer
Pinterest Sharer