ENTRADAS
jueves, 16 de abril de 2020

El código de error 404 en la web ¿qué es y cómo solucionarlo?

Error 404 cómo solucionarlo

El error 404 es uno de los más conocidos entre los usuarios. Aparece a menudo durante la navegación en la red, tanto que se ha convertido en un elemento más de la cultura popular. Sin embargo, pocas personas conocer lo que quieren decir esos tres números.

¿Qué es el error 404?

Este código aparece cuando se trata de acceder a una página web, la cual no existe o no puede mostrarse por algún problema. Se produce cuando un ordenador trata de conseguir el acceso, pero el servidor en el que se aloja la página envía este aviso. Además, es el mensaje predeterminado, ya que cabe la posibilidad de personalizarlo para disculparse por el fallo ante el usuario.

Los motivos por los que aparece este código son variados. El primero consiste en el intento de acceder a una página externa eliminada. El enlace aún permanece donde se haya incrustado, pero el contenido no. También se produce cuando se realiza algún cambio erróneo en la URL, la cual conduce a una página que no existe. Esto también afecta a una confusión a la hora de escribir la página en el buscador.

Es un error que aparece, por regla general, como resultado de algún despiste o de una falta de mantenimiento en una página web. Es posible contar con enlaces tan antiguos cuyas páginas ya no existan o hayan cambiado su nombre sin realizar una redirección al nuevo material. Así que es recomendable, en especial para no causar un deterioro de la imagen de un negocio o una web, evitar en la medida de lo posible la aparición de este código.

¿Cómo evitarlo en el desarrollo web y diseño web?

La aparición continua de este error afectará negativamente al SEO de una página web, ya que el buscador la catalogará como de baja calidad o que no aporta nada a los usuarios potenciales. Así, llevar al día el mantenimiento es tan importante como el propio desarrollo web.

Una primera forma de evitarlo es mediante una redirección 301. Esta se realiza cuando se modifica la URL, pero no el contenido o el diseño web. En este caso hay que redirigir el enlace antiguo al nuevo para que el PC del usuario siga la ruta adecuada, independientemente de que esta se haya visto modificada.

Otra opción consiste en eliminar la URL a través de Google Search Console. Después habrá que seleccionar la opción de eliminación de URL e indicar en el informe de cobertura que el error se ha solucionado satisfactoriamente. Realizando esta acción, los bots de Google dejarán de buscar la página y de indexarla, por lo que no será posible tratar de acceder a ella.

Por último, es necesario revisar el estado de los enlaces que apunten al exterior de una página web. Estos podrían caer en desuso y causar errores 404 a los usuarios, algo que no es deseable. Buena parte del posicionamiento de una web depende de la experiencia del usuario, la cual debe resultar lo más satisfactoria posible.

De otro modo, las visitas empezarán a caer y la posición ocupada disminuirá con el tiempo. Esto último es consecuencia del funcionamiento de los bots usados por el buscador, los cuales están programados para tener un comportamiento similar al de cualquier usuario. Así que penalizarán cualquier enlace que dé error.

En definitiva, el error 404, si bien es común, es sencillo de solucionar. Hay que tener en cuenta que puede producirse por escribir mal el dominio del sitio web o porque este no lleva a ningún contenido. En caso de que se conozca este error, hay que atajarlo con rapidez para evitar que afecte al SEO del sitio.


Facebook Sharer
Pinterest Sharer