ENTRADAS
jueves, 09 de abril de 2020

¿Qué es el Black Hat SEO y por qué una empresa debe evitarlo?

Consecuencias de utilizar black hat

El Black Hat SEO consiste en una serie de prácticas a evitar. Google apuesta por que los usuarios de su buscador recurran a prácticas adecuadas y saludables. Sin embargo, sea por la falta de conocimiento o por otros motivos, podemos caer en acciones negativas, las cuales son susceptibles de penalización. ¿En qué consisten?

¿Qué es y cuáles son las penalizaciones que trae el Black Hat SEO?

Las técnicas de sombrero negro, significado de black hat, están centradas en la manipulación de un motor de búsqueda. Lo normal es buscar un posicionamiento orgánico, el cual se basa en una página optimizada para resultar atractiva, y un contenido útil para el cliente o usuario. En este caso actuamos de forma indirecta y apostamos por la calidad para conseguir una mejora en las posiciones, que llegará con tiempo y esfuerzo.

Sin embargo, buena parte de estas prácticas poco éticas consisten en engañar al buscador y realizar todo tipo de trampas, las cuales se saltan las normas creadas por las compañías dueñas de los buscadores. Además, en ningún momento tienen en cuenta las necesidades o la experiencia del usuario. Aunque hubo un tiempo en el que las técnicas de sombrero negro eran permitidas, con el tiempo se han convertido en algo susceptible de penalización.

Y es que, en caso de que recurramos a su uso, el buscador lo acabará detectando y seremos sancionados. Una de las más comunes es la pérdida de posiciones en las páginas de resultados, aunque, si llegamos a reincidir, lo más probable es que la página sea eliminada de los índices del buscador.

Asimismo, los usuarios que nos lleguen a visitar no volverán, ya que la página no estará diseñada para cumplir con sus necesidades y expectativas. Al fin y al cabo, el SEO negativo solo busca el crecimiento rápido y los resultados inmediatos, por lo que hay que sacrificar todo lo demás en aras de este objetivo.

Técnicas SEO de sombrero negro

Antes de nada, no debemos utilizar este tipo de acciones, ya que serán detectadas y provocarán las penalizaciones ya mencionadas. Pueden resultar tentadoras al ofrecer resultados rápidos, pero estos llegan a manifestarse de manera errática. Es decir, a la hora de posicionar, el algoritmo ofrece unos resultados que varían rápidamente, lo que puede llevarnos a aparecer en los primeros puestos o en los últimos con cada nueva búsqueda.

Un primer ejemplo de estas técnicas es el keyword stuffing, en el cual podemos caer con suma facilidad. Consiste en manipular la densidad de palabras clave repitiendo continuamente la principal o las secundarias, algo que llega a realizarse en un solo párrafo. Así, solo conseguimos una página que no atraerá a ninguna persona, pero sí a los algoritmos.

Otra consiste en la creación de contenido duplicado, algo muy penalizado en la actualidad. Copiar y pegar contenido obtenido de una página de una empresa o un blog, y colocarlo en otra, es muy sencillo en el mundo de internet. El material que creemos tendrá que ser original, a no ser que queramos que los buscadores nos penalicen y los clientes huyan cuando se den cuenta.

Por último, con el uso de backdoors se busca atacar a la competencia. Consiste en utilizar acciones de SEO negativo en páginas ajenas con el fin de provocar sanciones. Para realizarlo se enlaza una web a otras con contenido duplicado, lo que requiere de realizar un linkbuilding.

En definitiva, el Black Hat SEO dificultará cualquier intento de posicionamiento web en Valencia. Su uso solo nos traerá problemas y, en caso de insistir, terminaremos fuera del buscador donde las apliquemos. La mejor opción es recurrir a técnicas White Hat y crecer de manera natural.


Facebook Sharer
Pinterest Sharer